1. Conduce moderadamente

Acelera suavemente y anticipa el frenado. El exceso de velocidad y acelerar bruscamente, consume mucha gasolina. Ten en cuenta que, por lo general, la economía de combustible disminuye rápidamente a velocidades superiores a las 80 Km/h, además que provocas desgaste del motor.


2. Viaja ligero

Para viajar de la forma más liviana, carga lo más importante en el vehículo, como tu equipo de seguridad, y herramientas. Baja de tu vehículo las cosas pesadas que no utilizas. Cuando viajes con equipaje u otro tipo de carga extra, reparte el peso equitativamente dentro del vehículo.


3. Utiliza lo menos posible el AC

Aprovecha el clima templado para apagar el A/C, mantén las ventanas y el quemacocos cerrados cuando sea posible, esto aumenta 5% el consumo de gasolina. Tendrás menos resistencia y más ahorro de combustible.


4. Aprovecha el control de crucero

Activa el control de velocidad para ahorrar gasolina, esto evitará que manejes a velocidades altas y con menos eficiencia. También, mantiene una velocidad constante, ayudándote a dejar de consumir más combustible.


5. Afina el motor

Mantén tu auto con el motor afinado y servicios de mantenimiento realizados para mejorar el consumo de combustible. Afina cada 6 meses o 10,000 kilómetros.


6. Mantén las llantas infladas correctamente

Las llantas infladas correctamente son más seguras, funcionan mejor, duran más y mejoran el consumo de la gasolina. Es recomendablemente revisar la presión correcta cada 15 días, cuando estén con una temperatura fría.


7. Utiliza el aceite de motor recomendado

Sigue las instrucciones del fabricante respecto al grado del aceite del motor, esto te ayudará a mantener el sistema de lubricación del motor lo más eficiente posible.

8. Apaga tu auto en tráfico con alto total 

Si terminas en un embotellamiento en donde no te puedes mover, lo mejor es apagar el motor con el fin de que no sigas gastando combustible.