No mantener la distancia

Este es uno de los principales errores y una de las principales causas de accidentes que existen.

Para evitar tener un accidente, debemos mantener la distancia. Y una muy buena manera de hacer esto es mantener un punto de referencia en el camino, y después contar tres segundos cuando el auto de enfrente haya pasado. Si no alcanzamos a contar tres, quiere decir que vamos demasiado cerca.


Mantener la mano en la palanca de velocidades

Hacer esto afecta directamente a las conexiones dentro de la transmisión y tal vez no nos lleve inmediatamente al taller, pero te aseguro que estás causando un desgaste prematuro en tu transmisión, lo cual te conducirá a un daño mucho mayor y más costoso.


Conducir con solo la reserva

El conducir con nuestro coche a la mínima capacidad de combustible, pareciera ser una salvación cuando no tenemos alternativa, pero el hacerlo regularmente no le gustará para nada a la bomba de combustible de ninguno de nuestros coches. Al hacer esto regularmente solo ocasionarás que la bomba de combustible no pueda enfriarse por la falta de gasolina en el tanque y este sobrecalentamiento acortará la vida útil de la bomba.


Circular a baja velocidad

Como todos sabemos, la gasolina cada vez aumenta más, con lo que probablemente pensemos que, si manejamos despacio, ahorraremos combustible; pero no es del todo cierto, ya que al ir a muy bajas revoluciones no permites que el motor forme una mezcla eficiente de combustible/aire, lo que puede favorecer a la formación de carbonilla dentro del motor. Esto solamente hará que gastes más de lo que ahorraste al conducir tu coche despacio.


No cuidar el estado de los neumáticos

Muy seguramente, más de uno de los que estamos leyendo esto, alguna vez hemos manejado nuestros coches con los neumáticos, ya sea con bolas o rasgados, o con la presión de aire muy por debajo de la indicada.

Algunas de las consecuencias de hacer esto es que repercute directamente en la mecánica de nuestros coches. Por ejemplo, al conducir con una de las llantas delanteras cuando nuestro auto es de tracción delantera, causa que se desgasten las juntas prematuramente, además de que perjudican la conducción del vehículo afectando directamente a la dirección de este.




*Fuente: Todo Mecánica